Mecanismo de Créditos Circulares

El Mecanismo de Créditos Circulares™ (CCM) es un sistema pagos en base al desempeño por servicios ambientales de circularidad, buscando a inclusión y amplia participación social. Es una herramienta de mercado para compradores y vendedores de servicios ambientales relacionados con la recolección (recuperación), separación y destino apropiado de residuos reciclables que hoy contaminan nuestro medio ambiente.

A través del uso de los créditos, las partes interesadas (los compradores – e.g., empresas) pueden compensar por su huella de residuos, mediante la subcontratación efectiva de servicios brindados por vendedores (e.g., proyectos, asociaciones de recogedores, etc.) proporcionando el servicio ambiental de la recuperación de residuos y dirección apropiada.

El uso de créditos facilita a las partes interesadas a contratar a proveedores de servicios en diferentes partes del mundo, en las que la contaminación por residuos es más prominente (e.g., zonas costeras o ribereñas, islas). El Mecanismo de Créditos Circulares tiene el potencial de proporcionar un enfoque socialmente, económicamente y ambientalmente positivo para promover la recolección y reciclaje de residuos alrededor del mundo.

En ausencia de regulaciones de contaminadores-pagan en algunos países (e.g. Responsabilidad Ampliada del Productor – esquemas RAP), la herramienta puede contribuir positivamente a los impactos sociales y ambientales (e.g., grupos de bajos ingresos en países en vías de desarrollo). Para países con esquemas RAP existentes, los Créditos pueden reconocerse como una manera de cumplir con estar regulaciones.

Todos los proyectos participantes del Centro serán elegibles para emitir Créditos Circulares siempre y cuando cumplan con los Principios y Criterios del CCM.

Vea la descripción completa de los Principios & Criterios y sus pautas de implementación aquí .

Si así lo desean, los autores de los proyectos pueden buscar la certificación de estos Créditos Circulares bajo otros estándares (e.g., 3R Initiative’s Plastic Waste Reduction Standard ).

 

DEFINICIÓN DE CRÉDITO CIRCULAR

Un Crédito Circular™ representa el servicio de recuperación (recolección, separación) y dirección apropiada de 1 tonelada métrica de material reciclable que es ha sido inapropiadamente desechada, causando contaminación de nuestro ambiente natural.

El objetivo de los créditos es facilitar la contratación de servicios para eliminar los residuos del ambiente y enviarlos a un destino apropiado y responsable. El destino de los residuos varía dependinedo de las circumstancias del proyecto o de la operación y disponibilidad de las opciones económicamente viables. En algunos casos, podría ser una planta de reciclaje; en otros, en los cuales esta no es una opción, puede ser la siguiente mejor alternativa.

El uso de los Créditos Circulares facilita a las empresas e individuales a compensar por el volumen de residuos de los que ellos son responsables a través de un enfoque uno-entra-uno-sale para reducir su huella de desechos.

Los Créditos Circulares pueden ser emitidos por cualquier tipo de material, incluyendo plásticos, envases de cartón de bebida, vidrio, metales, residuos electrónicos, llantas. En el futuro, el Centro buscará incluir material orgánico también. Todos los créditos del mismo material son fungibles, pero los compradores podrán seleccionarlos por país de origen.

 

¿CÓMO CREAR CRÉDITOS CIRCULARES? CICLO DEL PROYECTO

Los ciclos tradicionales de proyectos para mercados ambientales (e.g., mercados de carbono) requieren la validación, registro, verificación independiente, y emisión de créditos antes de que los autores de proyectos puedan recibir un retorno financiero.

El Centro adoptará un ciclo del proyecto invertido en el que los autores de proyectos pueden publicad sus ofertas basadas en declaraciones que son verificadas únicamente después de que los proyectos aseguren un soporte financiero. Los costos de transacción son cubiertos por el comprador de los servicios ambientales.

 

TRAMITANDO CRÉDITOS

El proceso de negociación inicia cuando los desarrolladores de proyectos ofrecen sus créditos a la venta. No hay un mínimo ni un máximo de precios – los desarrolladores ofrecen sus créditos al precio que elijan. Las organizaciones registradas en la plataforma pueden acceder a ofertas y hacer contraofertas hasta que se llegue a un precio acordado. Si bien los precios de compensación son los acordados por las partes a través de un enfoque basado en el mercado, el Mecanismo de Créditos Circulares desempeñará una supervisión del mercado para garantizar que no se lleven a cabo prácticas de explotación.

El Centro de Acción Circular es responsable por la compensación de estas transacciones – i.e. una vez que las transacciones han sido concluidas, colectará el pago de las empreas y transferirá los fondos a los desarrolladores del proyecto mientras que simultáneamente se transfieren la propiedad de los créditos a los compradores. Se cobrará un pago administrativo.

El soporte financiero para los proyectos puede venir en forma de patrocinio, inversión, pre-pagos o compra al contado por Créditos Circulares creados por estos proyectos. Todos los proyectos elegibles que deseen generar Créditos Circulares deben estar registrados en el Centro de Acción Circular.

 

USANDO CRÉDITOS Y RECLAMOS ASOCIADOS

El objetivo de los Créditos Circulares es permitir a las empresas reducir su huella de residuos mediante la contribución (vía el valor financiero de los créditos) a actividades que mitigan los impactos ambientales asociados.

El CCM ha sido diseñado como un esquema internacional, para que los Créditos Circulares puedan ser creados en un país y usados en otro. Esto facilita el soporte transnacional para las actividades de recolección de residuos reciclables, recuperación y reciclaje.

El uso de Créditos Circulares facilitarán a las empresas a adjudicarse la mitigación del impacto de un determinado monto de contaminación por residuos post-consumidor derivado de sus operaciones. Sin embargo, no facilita a las empresas a adjudicarse como «plástico neutro», «compensación de residuos», etc., a menos que medidas complementarias sean implementadas (por ejemplo, un conjunto de pautas corporativas está siendo creado por la Iniciativa 3RI).

 

GOBERNANZA

Reconociendo que hay una inmensa diversidad de circumstancias, tecnologías, y enfoques que puedan ser usados por proyectos de diferentes partes del mundo, el MCC y el Centro adoptan un enfoque de «mejora continua» y busca una continua mejora de sus requerimientos basada en la experiencia aprendida de sus proyectos participantes.

Para guía este proceso de aprendizaje, un Grupo Asesor y un Comité Técnico Consultivo fueron creados con representación del lado de la demanda (corporaciones, donantes, inversores) y técnicos, y organizaciones del sector técnico, científico y social interesadas en la calidad social y ambiental de las iniciativas promovidas.